Los mejores toboganes hinchables

Deslizarse por los toboganes es divertido. Recordar la excitación de lanzarse desde lo alto es volver a ser niño. Es revivir esas tardes de juego memorables después de salir de clase. Es disfrutar los días calurosos de verano refrescándose en la piscina después de lanzarse desde un tobogán de agua. En cuanto a toboganes hinchables los hay de muchos tamaños. Desde los más grandes que podemos ver en las ferias, hasta los de dimensiones más reducidas para nuestro jardín. Sin duda alguna, son los más seguros debido las paredes neumáticas blandas y al tiempo resistentes. Enamoran a niños y a mayores.

Elige tu tobogán hinchable preferido:








Comprar toboganes de agua hinchables

Tienen como recompensa un buen chapuzón en la piscina. Son divertidos y emocionantes. Aunque no tanto como los toboganes de agua extremos de algunos parques de acuáticos, que algunos miedosos consideran demasiado altos y peligrosos.

Cómo elegir el tobogán hinchable más adecuado para mi

Ubicación hinchable

Una de las cosas más importantes que debes tener en cuenta, como siempre recomendamos, es tener en cuenta el lugar dónde vas a ubicar tu tobogán hinchable para que puedas mirar bien el espacio y tener claro que se adecuan a las dimensiones del fabricante. Sobretodo si es un tobogán hinchable gigante o un castillo. Has de tener claro que va a caber bien dónde piensas ubicarlo y no esperar a tenerlo hinchado para llevarte una sorpresa desagradable.

Uso que quieres darle

Es importante conocer si es para piscina, para interior para exterior o para fiestas de cumpleaños. El uso que quieras darle determinará el modelo que debas escoger. Si tienes un restaurante y quieres dar ofrecer un castillo hinchable a los niños que acudan  es una cosa. Si por lo contrario es para uso particular y para una pequeña piscina solo deberás tener en cuenta que sea apto para piscina y el sistema de anclaje.

Capacidad soportada.

Tanto si es un gran tobogán hinchable como uno pequeño no está de más que tengas en cuenta que capacidad o peso soporta. Aunque no es una gran fiesta o tengas una sala de comuniones siempre pueden venir amiguitos a casa y quieran subirse todos de golpe. No habría tanto problema si fuera un hinchable acuático pero puede ser un problema más grande si es de jardín, por el susto que puede darlos que se pete. Es por eso que debes leer atentamente las indicaciones del fabricante sobre el peso y capacidad máxima permitida para evitar sustos indeseados.

Sistema de anclaje.

Los toboganes hinchables de determinada dimensión tienden a tener algún sistema de fijación al suelo o piscina. De los más simples a los más sofisticados. Todo para evitar que el tobogán salga volando con un fuerte viento. Lee con atención y revisa bien este punto.

Sistema de inflado.

Si hay algo que tienen en común todos los toboganes hinchables del mundo es que tienen que ser inflados. Ya sea manualmente, con alguna bomba de hinchado o con alguna máquina si es de gran envergadura. Asegúrate bien que tienes el material superficie para inflarlo una vez lo tengas en casa. Sino no podrás instalarlo.

Si te han gustado los toboganes Hinchables quizás te gusten estas otras secciones de Tobogán cómo: